POLITICA SEGURIDAD DEL PACIENTE

Partiendo del marco normativo vigente en materia de Seguridad Social en Salud y Atención Segura, es necesario que el Hospital San Juan de Dios, y teniendo en cuenta su plataforma estratégica establezca acciones claras tendientes a velar por la política de seguridad del paciente, tal como lo exige la norma, es así como de esta manera logra mantener y propender una atención segura, en la que se busque la minimización de los incidentes y eventos adversos tanto prevenibles como no prevenibles, a través de la normalización de los procesos y procedimientos que giran entorno a la atención del paciente, es por ello que se debe comprometer con:

  • Crear una cultura de seguridad del paciente en toda la organización, que involucre tanto al personal de salud como a las familias, el paciente y los demás colaboradores, permitiendo así la reducción de incidentes y eventos adversos, misma que debe buscar el que se reporte y se notifiquen de manera oportuna e inmediata todas las situaciones que puedan causar daño o probable daño durante la atención a fin de implementar acciones de mejora, tendientes a que se presenten de nuevo, sin que ellas se vuelvan punitivas.
  •  Capacitar y orientar de manera constante a todo el personal de la salud, colaboradores de la organización, que involucren a la familia y al paciente en la importancia y compromiso con la seguridad del paciente, y a su vez mantener en éstos la adherencia a guías, protocolos, procedimientos, y demás, aplicando métodos de evaluación que identifiquen cual es el grado de compromiso y responsabilidad que tiene el personal frente a ésta.
  • Mantener  y propiciar una atención integral segura en donde se involucre a la familia, el paciente y todos los colaboradores a fin de propender un ambiente de seguridad y confianza.
  • Comprometer a la familia y el paciente en su tratamiento informándole sobre su tratamiento, sus cuidados y responsabilidades que debe asumir durante la atención y a su vez poniendo en conocimiento todas las acciones que implica el tratamiento al que va hacer expuesto, de manera tal que permita la minimización de posibles incidentes o eventos adversos generados por el mismo u su familia, al no colaborar durante el tiempo de atención.
  • Disponer de los recursos tanto técnicos como humanos tendientes a mejorar la seguridad del paciente, y que a su vez busquen el confort y la comodidad del paciente durante el tratamiento y/o atención del paciente, para que lleve a cabo el cumplimiento de la política de seguridad del paciente.
  • Motivar, Educar, Capacitar al personal de la salud sobre la importancia que representa para la atención de los pacientes el aplicar buenas prácticas de seguridad del paciente y tener en cuenta todas las barreras de seguridad, que desde la OMS se han centrado en nueve acciones en las que se citan desde la fármaco-vigilancia, la tecnovigilancia, la hemovigilancia, la reactivovigilancia entre otros, mediante la aplicación de los correctos al momento de brindar atención en salud.
  • La Alta gerencia debe asumir con compromiso y apoyar todas las acciones que sean necesarias para lograr cumplir con la política de seguridad del paciente, sin que con ello se dificulten los procesos propios de la organización, pero que en todo caso busquen mantener y propiciar el desarrollo y aplicación de la misma, de acuerdo a los estándares definidos en el sistema Obligatorio de Garantía de la Calidad definido por el Ministerio de la Protección Social.
  • Implementar el comité de seguridad o prevención del riesgo, cuyo propósito es definir, analizar y establecer mecanismos en materia de seguridad del paciente, tendientes a mejorar la calidad en la atención.
  • Implementar las rondas de seguridad  con el fin de impactar en las acciones inseguras que se pueden presentar durante el proceso de atención, lo cual le permite a la alta gerencia la toma de decisiones en materia de atención segura, para ello se debe contar de manera permanente un líder de seguridad del paciente, capaz liderar todas las acciones encaminadas a la seguridad del paciente.

 

OBJETIVOS DE LA POLÍTICA DE SEGURIDAD DEL PACIENTE

  1. Educar a los pacientes y su núcleo familiar acerca de los factores que pueden incidir en la seguridad del paciente durante el proceso de atención en salud, e informar frente a su tratamiento médico y los posibles riesgos que se pueden presentar.
  2. Educar al paciente en el auto-cuidado y promoción de la seguridad.
  3. Motivar, Educar, Capacitar al personal de la salud sobre la importancia que representa para la atención de los pacientes el aplicar buenas prácticas de seguridad del paciente y tener en cuenta todas las barreras de seguridad, que desde la OMS se han centrado en nueve acciones en las que se citan desde la fármaco-vigilancia, la tecnovigilancia, la hemovigilancia, la reactivovigilancia entre otros, mediante la aplicación de los correctos al momento de brindar atención en salud.
  4. Establecer un entorno seguro de la atención en salud dentro del hospital.
  5. Minimizar el riesgo de la atención en salud institucional.
  6. Prevenir la ocurrencia de eventos adversos en el proceso de atención mediante el despliegue de metodologías científicamente probadas y la adopción de barreras de Seguridad.
  7. Crear la cultura de la atención segura, con el fin de minimizar la presencia de incidentes y  eventos adversos.

 

PRINCIPIOS ORIENTADORES DE LA POLÍTICA DE SEGURIDAD DEL PACIENTE

Dentro del marco de la atención segura y la política de seguridad del paciente, el hospital debe propender por el cumplimiento y aplicación de unos principios orientados en este entorno generando impacto en la atención. Es por ello  que se han definido estos principios y se adoptan los establecidos por el Ministerio de salud;

  • Enfoque de atención centrado en el usuario: En cuanto a éste el personal de la salud, comunidad, familia, paciente y demás colaboradores deben aplicar todas las acciones seguras y barreras de seguridad que eviten el riesgo de causar daño o probable daño al usuario durante la atención. Significa que lo importante son los resultados obtenidos en él y su seguridad, lo cual es el eje alrededor del cual giran todas las acciones de seguridad del paciente.
  • Cultura de seguridad: Propiciar un ambiente de seguridad del paciente, mediante acciones que sean impartidas desde la alta gerencia, buscando generar confianza, credibilidad y confidencialidad durante la atención entre pacientes, profesionales, aseguradores y la comunidad. Para la organización a través de diferentes mecanismos tales como: Capacitar a todo nivel respecto a la seguridad del paciente, aplicar las barreras de seguridad y velar por la notificación de las situaciones inseguras que se puedan generar durante la atención, con el fin de generar compromiso por parte de todo el personal involucrado de manera directa o indirecta en la prestación del servicio.
  • Integración con el Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad de la Atención en Salud: La política de seguridad del paciente es parte integral del Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad de la Atención en Salud, es transversal a todos sus componentes, es por ello que toda la organización debe de tener un conocimiento suficiente que le permita aplicar todos elementos que integran el SOGC, en apoyo con el área de calidad, para lo cual todo lo relacionado con la política deberá ajustarse a éste.
  • Multicausalidad: Para mantener y lograr la seguridad del paciente se debe involucrar a  todos la organización desde lo asistencial hasta lo administrativo, de una u otra manera el problema no es responsabilidad solo de unos es de todos, y a su vez tener en cuenta los diferentes actores que intervienen de manera directa o indirecta en la atención del paciente. El problema de la seguridad del paciente es un problema sistémico y multicausal en el cual deben involucrarse las diferentes áreas organizacionales y los diferentes actores.
  • Validez: Es necesario que todas las guías y protocolos aplicados durante la atención del paciente estén soportadas en evidencia científica tal como lo plantea el Ministerio de salud en la guía para la elaboración del manual de seguridad del paciente, lo cual le dará validez y credibilidad a los proceso de atención aplicados por el hospital para la prestación del servicio de salud. Para impactar al paciente se requiere implementar metodologías y herramientas prácticas, soportadas en la evidencia científica disponible.
  • Alianza con el paciente y su familia: Para el logro de éste es importante que al momento de presentarse una acción insegura se involucre a los pacientes y sus familias al establecer planes de mejora tendientes a dar respuesta a las situaciones que se presenten durante la atención. La política de seguridad debe contar con los pacientes y sus familias e involucrarlos en sus acciones de mejora.
  • Alianza con el profesional de la salud: Es necesario que todos los profesionales de la salud tengan pleno conocimiento del código de ética de la institución y a su vez asuman el carácter ético en la atención del paciente y en los procesos propios de la atención, a través de la participación activa en ellos y su defensa ante los señalamientos injustificados.
  • Oportunidad: En la medida que el profesional de la salud y el personal de la salud en general define conducta y aplica los tratamientos médicos de manera oportuna se logra impactar en la incidencia de posibles eventos adversos que se generan por la prescripción y aplicación dentro del tiempo definido.
  • Confidencialidad: ES ético y profesional el manejo adecuado de la información, es por ello que los datos suministrados y registrados en la historia clínica del paciente y que deba ser tenida en cuenta para el análisis de un incidente o evento adverso debe ser confidencial, y en ninguno de los casos podrá ser informada a particulares excepto en los casos definidos por la norma en la resolución 1995 de 1999.